Los santafesinos en el Argentino/Federal B (1ra parte)

El Argentino B, el primer escalón reglamentario en el ascenso

¿Es un trampolín o una frustración?

El Argentino B, hoy Federal B, es el primer escalón en el camino del ascenso en el fútbol nacional. Tres representantes de la Liga Santafesina lo jugaron en la última década. Todo ellos con el mismo final, perdieron la categoría y por ende la plaza de la Liga. Por contrapartida varios de sus rivales hoy militan en la B Nacional e incluso pelean por un ascenso a primera división.

Julián Andrés Monzón

Jose Zeballos; Pablo Ribas; Pablo Ramirez, Lucas Gaydou; Germán Juárez, Diego Rodriguez (Arriba). Luis Solís, Matías Giavelli, Gastón Popelka, Sebastián Godoy y Gustavo Sandoval (abajo). Gimnasia en el debut en cancha de Patronato,
Jose Zeballos; Pablo Ribas; Pablo Ramirez, Lucas Gaydou; Germán Juárez, Diego Rodriguez (Arriba). Luis Solís, Matías Giavelli, Gastón Popelka, Sebastián Godoy y Gustavo Sandoval (abajo). Gimnasia en el debut en cancha de Patronato,

 Un poco de historia

Antiguamente las Ligas del interior del país tenían un lugar en el torneo. En nuestro caso, equipos como Sportivo Guadalupe, Banco Provincial, Colón de San Justo y San Cristóbal tuvieron su oportunidad. Incluso el club de Ángel Gallardo llegó a disputar un desempate con Talleres de Perico (Jujuy) buscando el ascenso al Argentino A, en el año 2002. Pero luego el Consejo Federal determinó la reforma del torneo y limitó la participación de las Ligas del interior del país. Allí Santa Fe perdió lo que hasta entonces era una plaza fija. Su peregrinar en el fútbol de ascenso comenzaba una categoría más abajo, es decir en el denominado Torneo del Interior o vulgarmente llamado Argentino C.

Gimnasia marcó el retorno

El Consejo Federal con el correr de los años comenzó a mirar hacia los lugares del país que habían sido excluidos del nuevo Argentino B, al que también se lo conoció como Argentino Vip en la jerga periodística. Esto fue porque las plazas, eran determinadas por ciertos requisitos impuestos por el mismo Consejo Federal, los que luego fueron siendo más flexibles para permitir el ingreso de equipos que habían quedado marginados.

En 2006 se comenzó a rumorear que el Consejo Federal había puesto sus ojos en La Perla del Oeste. El club de Recreo Sur ese año había sido eliminado en semifinales del TDI por Tiro Federal de Morteros, en definición desde el punto del penal. Sin embargo a la par surgió por factores externos Atlético Gimnasia y Esgrima como candidato y el club de barrio Ciudadela contaba con mayor infraestructura edilicia y a su vez mayor peso político a nivel nacional en AFA, organismo madre el fútbol nacional, que rige en sus funciones al Consejo Federal. Así fue que La Perla del Oeste eliminado en semifinales en el TDI quedó al margen del torneo y accedió al mismo Gimnasia y Esgrima, que había sido eliminado en primera ronda, al terminar último en su zona.

Las dos caras del ¨Pistolero¨

Una vez conocida la plaza en el Argentino, Gimnasia comenzó a formar el plantel, el que se reforzó con nombres de peso a nivel nacional. Llegaron a la institución Gustavo Sandoval (ex Colón en Copa Libertadores y Argentinos Juniors en primera división), Sebastián Godoy y Exequiel Marini (ex primera división de Colón), Pablo Ribas (ex arquero de reserva en Colón) y nombres de importancia ya sea por su juventud o experiencia. Tales como “ El perro” Pereyra, proveniente de Paraguay (ex Ciclón Racing y Colón) “El Boli” González (ex Ciclón Racing y plantel profesional de Unión), José Zeballos (partícipe en la campaña de San Cristóbal 2002 y además ex plantel profesional de Unión), “El Chelo” Juárez, delantero de gran peso en Newell´s de barrio Roma, sumando a valores del club que habían conseguido el campeonato Apertura en el 2005 en Liga Santafesina, entre los que se destacaban Diego Rodríguez y la “Bruja” Ramírez, sumado a un joven arquero, Fernando Vagliente que había atajado en Colón pero que ya llevaba sus partidos en Gimnasia.

Así el conjunto que comandaba el “Chino” Benítez tuvo un debut ante uno de los pesos pesados de la categoría, Patronato de Paraná. En esa primera rueda luego, los resultados fueron marcando una buena campaña que lo dejó a un solo punto de acceder a play off en la búsqueda del ascenso. Pero la escasa economía y la inexperiencia dirigencial hizo que el plantel perdiera muchos de sus valores. Es que muchas de las contrataciones se habían hecho hasta diciembre, desconociendo que si se renovaba con ellos ocuparían cupo y sólo 4 estaban permitidos para el segundo tramo del torneo. De todos modos llegó otro nombre relevante, aunque sus rendimientos fueron bastante pobres de acuerdo a las expectativas: Darío Cabrol  (ex Unión, Lanús, Racing y Toulose de Francia). Los malos resultados no acompañaron esta segunda etapa y provocó la renuncia al cargo de entrenador de Sergio Benítez, en cuyo reemplazo llegó Rolando Carlen. Con Carlen el equipo intentó revertir la imagen y consiguió la agónica salvación en el “Gigante de Ciudadela” al vencer a Libertad de Sunchales con el afortunado gol de Axel Oyeras.

El segundo ciclo en el Argentino, el 2007 – 2008, estuvo encabezado por Carlen, en donde tuvo la facultad de armar el nuevo plantel. Prescindiendo de valores históricos del club, llegaron jóvenes valores liguistas de otros clubes, que solo tenían el respaldo de un jugador que había participado escasamente en el profesionalismo, “El mono” Conrado Peralta Pino (libre de Unión).  Aquí los pesos pesados eran Douglas Haig de Pergamino y Sportivo Belgrano de San Francisco.

En una primera ronda con altibajos el equipo peligraba en su continuidad en la categoría. Pese a los rumores de cambio en la dirección técnica la segunda ronda fue encabezada por Carlen, el que finalmente renunció a tres fechas del final, cuando ya casi no había nada por hacer para la salvación. Se hizo cargo Miguel “Sapo” Oyeras quien obtuvo un rutilante triunfo de visitante en cancha de Douglas y eso hizo creer que la salvación era posible. Sin embargo una derrota de local ante Sportivo Belgrano hechó por tierra toda ilusión y fue a jugar a La Emilia, sabiendo que no escaparía a la promoción. La que le tocó ante Unión de Mar del Plata, perdiendo en la feliz y ganando en Santa Fe, pero la diferencia de gol beneficiaba a la visita, determinando el descenso de Gimnasia y de la Liga del Argentino B.

Así Gimnasia compartió zonas en sus 2 ediciones con Patronato de Paraná, Juventud Unida de Gualeguaychú, Douglas Haig de Pergamino, Sportivo Belgrano de San Francisco y jugó la promoción con Unión de Mar del Plata. Equipos que mas allá del descenso reciente del conjunto marplatense llegaron a jugar la B Nacional e incluso en el caso de Patronato, pelean el ascenso a primera división.

Para el “pistolero” comenzó un período de transición, dado que en su marcha en el Argentino, había tenido un pronunciado bajón en rendimientos a nivel local. Distintos entrenadores y jugadores pasaron, pero no pudieron evitar el descenso en el torneo local. Lugar que retomó hace escasos días, logrando el ascenso a primera división.

Avatar
Publicado por:

Fútbol de Santa Fe 

Comentar