Hay tercer partido en la Galvense.

Barrio Oeste ganó y forzó el tercer partido para definir el título 2015. FOTO: Oscar Mazzucchelli.
Barrio Oeste ganó y forzó el tercer partido para definir el título 2015. FOTO: Oscar Mazzucchelli.

Galvense: Tablas y a tercero

Barrio Oeste igualó la serie de la final asboluta de Liga Galvense de Primera División y sorprendió a todos mandando el título a tercer partido. El naranja le ganó a Unión en Bernardo de Irigoyen 1 a 0 y empató en puntos la final. Hernán Colomboto otra vez héroe del Naranja al marcar el gol del triunfo en el segundo tiempo. En el primer período Luis González de Unión le atajó un penal a Ignacio Cano.

Por Ezequiel Tantera – 95.7 Fútbol Club

Barrio Oeste lo hizo otra vez

Como para no perder el tren de las emociones, que vienen signando este 2015. El equipo de Jorge Ceriotti, supo aguantar, supo sufrir, supo trabajar el encuentro; y se quedó con una victoria enorme, forzando a un tercer partido; la definición del Delmiro Balbi.

El cotejo fue luchado, friccionado; y con pocas emociones durante gran parte de la primera mitad. Todo muy previsible de ambos lados, lo que significaba un gran resultado para los locales; ya que el empate le permitía dar la vuelta olímpica. Demasiados pelotazos, poco juego asociado; e individualidades que aparecían a cuentagotas; no contagiaban a los hinchas que reventaron las boleterías del Parque U.D.C..

Sin embargo, y faltando muy poquito para que se muera la etapa inicial; Ignacio Cano se animó, sacudió la modorra; encaró y lo tocaron con falta. Para algunos afuera, para otros adentro del área. De todos modos, Ruben Bravo (de flojo arbitraje en general), no dudó; y marcó penal para Barrio Oeste. El propio Cano tomó la pelota, pero un Luis Gonzalez enorme, se quedó con lo que hubiese sido el penal del campeonato Tatengue. No obstante, y gracias a lo lindo e imprevisible que es este deporte; lo que parecía imposible; dejo de serlo en el complemento. Luigi González, que venía teniendo una tarde impecable, falló en el momento menos esperado, y cuando no; el eterno Hernán Colombotto, apareció para que delire una vez más la parcialidad naranja. Viejo, pelado y goleador, en el lugar justo, con el olfato intacto, volvió a ser determinante en este momento de Barrio Oeste.

Ganaban los de Ceriotti, y quedaban varios minutos. Unión fue una y mil veces, pero chocó con un Ruddy Martínez intratable, que atajó todo lo que le tiraron. Tuvo el empate Pagliaricci, pero el juez de línea le ahogó el festejo, cuando se moría el partido. Así se fue la tarde, con las emociones a flor de piel para el más futbolero de Gálvez. Ganó el naranja porque nunca perdió el orden; tuvo la sapiencia y la tranquilidad para jugar de igual a igual en una cancha difícil; y no negoció en ningún instante la actitud. Definitivamente, fue garra, corazón, Martínez, Zebracki, Ríos y Colombotto y todos, para seguir viviendo un 2015 de película.

El Alargue TV

Avatar
Publicado por:

Fútbol de Santa Fe 

Comentar